Pintura Mural en Teotihuacán

Teotihuacan fue una ciudad prehispánica de la antigua Mesoamérica cuyo nombre proviene del náhuatl y significa “lugar donde fueron hechos los dioses; ciudad de los dioses”. Al ser uno de los centros urbanos más importantes del mundo antiguo, Teotihuacan fue habitado por una población de aproximadamente 100,000 habitantes en su momento de máximo esplendor.[1] Situada en el Valle de Teotihuacan, actualmente Estado de México, la ciudad fue sede del poder de una de las sociedades más influyentes de la política, economía, comercio y religión entre el año 100 y el 700. Teotihuacan influenció el desarrollo y arquitectura de otras ciudades y culturas de Mesoamérica, como Monte Albán en Oaxaca.

Las diosas verdes o Diosa del jade
Estuco polícromo al fresco, en tres tonos de rojo, rosa, dos tonos de azul, verde, amarillo, blanco y negro
Zona arqueológica de Teotihuacan, México

Con pinturas murales realizadas al fresco, los teotihuacanos plasmaron dentro de su ciudad testimonios sobre sus vidas, sus deidades y su visión del mundo. Tetitla es un complejo urbano ubicado en el oeste de la zona arqueológica en el que se encuentran pintadas imágenes de deidades, entre ellas, la conocida como Las diosas verdes, representaciones de personajes femeninos que se han relacionado con la diosa Chalchitlicue.[2] Cada una de las mujeres de la escena usa una máscara de jadeíta, mientras que de sus manos caen lo que parecen ser semillas o quizás animales acuáticos. El color del fondo de estas pinturas es comúnmente el rojo, mismo que se obtenía a partir del uso de minerales como el óxido de hierro e insectos; este color fue asociado por los habitantes posiblemente hablar de lo sagrado. Originalmente las pirámides del Sol y la Luna fueron rojas en el exterior. Los jaguares en procesión, es otro de los murales de esta parte de la ciudad. En este fresco, se pueden observar ocho felinos en color naranja con penachos sobre sus cabezas,[3] quienes representaban el poder. De hecho, se cree que Tetitla estuvo habitada por pobladores con un alto estatus económico.[4]

Mural del jaguar
Pintura mural
Zona arqueológica de Teotihuacan, México

Atetelco, también se ubica hacia el oeste y contiene murales dedicados a las actividades y prácticas de la guerra. Se cree que Atetelco fue “la escuela de la guerra”,[5] es decir, la base militar de Teotihuacan. La procesión de los sacerdotes es un mural en el que se observa a un grupo de personajes de perfil con un bastón, sosteniendo además un caracol del que sale el signo “la vírgula de la palabra”. En cambio, en el suroeste de la ciudad, se encuentra la zona conocida como El patio de los jaguares, aquí, se plasmó de nuevo a los felinos acompañados de un sacerdote. En Tepantitla, localidad ubicada cerca de la pirámide del Sol, se encuentra la pintura del espacio conocido como Tlalocan. Es en este espacio en el cual se está Tlaloc, un mural en el que se observa a varios individuos en el juego de pelota; además hay gran cantidad de flora y fauna. El fondo es rojo y aparece una montaña sagrada de la que brota agua, la cual en su interior contiene granos de maíz bajo el cuidado de los tlaloques, los ayudantes de Tlaloc, dios vinculado a la lluvia y el agua, quien además en esta representación está coronado con un tocado de plumas verdes y largas de quetzal.[6]

Tlalocan, el paraíso de Tlaloc
Pintura mural
Museo Nacional de Antropología e Historia, Ciudad de México, México

Los murales de Teotihuacan fueron hechos como figuras bidimensionales, en las que también se encuentran glifos sobre las prácticas culturales de los pobladores.

Escrito por SILVIA TORRES MORÁN

REFERENCIAS

[WEB] Murales teotihuacanos. https://www.inah.gob.mx/boletines/2007-muralesteotihuacanos#:~:text=Se%20trata%20de%20pinturas%20elaboradas,se%20ha%20recuperado%20su%20esplendo

[WEB] Ruta mural de Teotihuacan. https://www.inah.gob.mx/boletines/920-ruta-mural-en-teotihuacan

  1. Murales teotihuacanos.
  2. Ruta mural en Teotihuacan.
  3. Ibid.
  4. Ibid.
  5. Ibid.
  6. Ibid.
Comentarios por Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *