Portada » Blog » El colorido aliento divino de Oaxaca.

El colorido aliento divino de Oaxaca.

  • por

Texto y fotografías por Alberto Montiel

El color es la puerta de entrada a percepciones y experiencias sensibles que dotan de vida a la realidad.

Los colores han hecho historia y hay colores que tienen una historia fascinante. Tal es el caso del Rojo Mexicano derivado de la grana cochinilla: un color salido de la naturaleza del México prehispánico y que llevó su intensidad al viejo mundo.

Bii Dauu, Aliento Divino en Zapoteco, es el nombre de una cooperativa dedicada a la producción de textiles teñidos con la grana cochinilla.

La fascinación internacional por el Rojo Mexicano, hizo de éste un valioso producto situado en el tercer lugar de exportación en el siglo XVI después del oro y la plata.

En pleno siglo XXI existe una comunidad oaxaqueña que se resiste a la tendencia internacional de pintar el mundo con colores artificiales. 

Teotitlán del Valle es una comunidad de tan solo 7,000 habitantes, de los cuales el 90% se dedica a la elaboración de textiles trabajados en telares y teñidos con colorantes naturales creados bajo el método tradicional de la grana cochinilla.

Bii Dauu, Aliento Divino en Zapoteco, es un grupo de artesanos de Teotitlán del Valle que mantienen tan viva la tradición de la grana cochinilla, como los colores que se obtienen de ella.

Mariano Sosa, tesorero de Bii Dauu es un artesano que explica el proceso de producción y reproducción de la grana cochinilla para obtener los colorantes naturales derivados de este insecto que desde tiempos del México antiguo ha aportado color a la vida.

“Hoy nos hemos dado cuenta de cuánta contaminación hemos hecho al medio ambiente con los colorantes artificiales, por eso decidimos trabajar nuevamente con tintes naturales”, afirma Mariano Sosa. 

La grana cochinilla es un insecto que crece en los nopales. Tras tres meses de haber infestado un nopal con la cochinilla, se procede a recolectarla y a molerla en el metate para obtener el polvo que tras ser mezclado con sustancias ácidas o alcalinas se obtiene una gran variedad de colores.

Quienes visitan Teotitlán del Valle, Oaxaca, tienen la oportunidad de vivir buena parte del proceso de elaboración de colorantes naturales derivados de la grana cochinilla. Tal es el caso de los viajeros de Rombo Negro, que durante mayo de 2022 experimentaron la creación del color literalmente en sus propias manos: tras aplastar una cochinilla en la palma de su mano, obtuvieron el precioso Rojo Mexicano

Los colores de la grana cochinilla se aferran tan fuerte a los textiles de lana creados por artesanos oaxaqueños, como el arte y las técnicas ancestrales se aferran al tiempo para que sigamos gozando de sus formas, de sus colores y de las emociones que evocan desde hace siglos.

¡Visita Oaxaca y el mundo con Rombo Negro!

http://rombonegro.com.mx