Portada » Blog » Un siglo de talla onírica oaxaqueña

Un siglo de talla onírica oaxaqueña

  • por

Texto y fotos por Alberto Montiel

En Oaxaca, como en muchas regiones del México prehispánico, el Tonal forma parte de las creencias espirituales que vinculan a un ser humano con un animal de acuerdo al día de su nacimiento. De las manos de artesanos oaxaqueños surgen coloridas figuras oníricas a través de la talla.

El pueblo de Arrazola, en el estado de Oaxaca, cuenta con 2,000 habitantes dedicados en su mayoría a la creación de Alebrijes, máscaras y cualquier cantidad de figuras y artículos basados en la talla de maderas como el copal, el sauce y la parota.

Guadalupe Aragón es la artesana que explica el proceso de creación en «Alebrijes autóctonos».

Los inicios de la tradición de la talla de tonales y nahuales en Arrazola se remonta a 1900, fecha muy cercana al descubrimiento de la zona arqueológica de Monte Albán.

“Alebrijes autóctonos” es un grupo de artesanos fundado hace más de dos décadas y dirigido por el Mtro. Artesano Sergio Santiago y Lucila Sosa. Durante mayo de 2022 un grupo de viajeros Rombo Negro acudió a conocer el proceso de producción de las artesanías que han dotado de color y una peculiar estética a infinidad de espacios alrededor del mundo.

El proceso inicia con el secado de la madera al sol. Posteriormente las hábiles manos de hombres van creando las figuras con cuchillo y otras herramientas. La intuición femenina va eligiendo el color que da el acabado final a la pieza. Toda clase de figuras inspiradoras son creadas a partir de manos guiadas por la emoción y la concepción estética de los artesanos oaxaqueños.

 La visita a Arrazola forma parte de la ruta Oaxaqueña de los Viajes Rombo Negro. Escribe para apartar tu lugar para la próxima experiencia de turismo cultural alrededor de México y el mundo.

Click aquí para viajar con Rombo Negro